¡son unos putos racistas!

J: rápale el pelo
convéncele para raparse el pelo

V: que no, que no, que no

J: ¡va a ligar más!

V: que tiene un cabezón…

J: ¿el qué?
¡y yo!

V: lo peor es que el suyo es como un melón

J: el mío es como una…
como un limón.

A: jajajaja

V: al menos es redonda

J: la mía no es redonda,
es como…un pepino

A: jajaja

J: no tan grande y alargada, pero sí

A: como un huevo kinder

J: ¡no! porque no soy negro

A: jajajaja

J: negro es el de tu clase

V: pues el otro día
le dijeron “negro de mierda”

A: es que…
¡son unos putos racistas!

J: ¿quién le dijo eso?
llego a estar yo delante
y le cruzo la cara.

A: yo también

J: yo le llamo negro
porque es un colega negro

V: yo no

J: el me dice
“yo no soy negro, soy marrón”

V: jajajajaja

A: es que es verdad, es marrón

J: ¡el es negro, tío!

¡es negro!
luego hay marrones que son los ‘panchos’.